Queridas familias,

continuando con la labor de las diferentes comisiones iniciadas el año pasado, os facilitamos la crónica de la última visita realizada al comedor. Esperemos que os de una visión de primera mano de este servicio tan importante.  No dejéis de darnos vuestra opinión sobre este tema o cualquier otro que os preocupe.

VISITA AL COMEDOR 9 oct

Un saludo.

Categorías: info

9 commentarios

MJ · octubre 16, 2013 a las 12:47 am

He leído el documento y observo que no se hace referencia al «trato» de los monitores hacia los niños. Solo se habla de un caso en el que algunos niños y niñas de secundaria se «encaran» con los monitores/as. ¿no?
Mi pregunta es: ¿Cuál es la actitud del grupo de monitores/as hacia los y las niñas?

Mis hijos lo único que comentan, es que los/as monitores/as de comedor: !Siempre están enfadados!
🙁

navarroblanca · octubre 16, 2013 a las 9:08 am

Buenos días MJ , cuando nosotros estuvimos no hubo nada de «mal trato» de los monitores hacia los alumnos.
La coordinadora de los monitores si que comento que estaba mas contenta con los monitores pues habían mejorado mucho su actitud desde el principio de curso.

lmd · octubre 16, 2013 a las 12:03 pm

Soy una madre de dos niños de secundaria. Mis hijos me comentan que casi todos los días aparece algún pelo en la comida.
En cuanto a la relación con los monitores, parece ser que algunos están todo el rato irritados y les gritan. Creo que el problema es que están desbordados porque hay muchos mas niños en el comedor y pocos monitores para atenderles. Además no tienen la experiencia suficiente para lidiar con adolescentes.

tessss · octubre 17, 2013 a las 12:22 pm

Coincido con los comentarios sobre el comedo en la clase de secundaria. La monitora de mi hija, 2º ESO

tessss · octubre 17, 2013 a las 12:25 pm

Coincido con los comentarios sobre el comedor en hora de Secundaria. La monitora asignada al grupo de mi hija (2ª ESO) viene tarde todos los días (cuando viene porque falta cada dos por tes), siempre está de mal humor y ese grupo al venir ella tarde, come tarde.

MCC · octubre 17, 2013 a las 1:55 pm

A mí también me ha llamado la atención en el informe el calificativo «niños problemáticos» y que se proponga como solución para enfrentarse a los «niños problemáticos» una mayor coordinación entre los monitores y los tutores de esos niños. No sé si esa es la solución. No sé siquiera si la solución es despachar el problema diciendo que hay «niños problemáticos». Por lo que me cuentan mi hija y sus amigos, los monitores del comedor (o «profesores cocineros» como los llama mi hija) también son «monitores problemáticos». Gritan, usan malos modos y etc.

En general, me llegan comentarios bastante generalizados sobre un modo de atajar los supuestos problemas de disciplina de los alumnos por parte de ciertos profesores, cocineros o no, que, en mi opinión, es bastante contraproducente (amén de decimonónica). El autoritarismo, el castigo, el amilanamiento puede conducir a que parte del alumnado se «porte bien» (el miedo es lo que tiene, que te deja inmóvil), pero también a que otro tipo de alumnado potencie comportamientos de enfrentamiento, que se «encaren», que se sientan más fuertes a la hora de crear conflictos. Me inclino por profesores capaces de crear un buen clima afectivo en la clase y capaces de potenciar en los chicos la autodisciplina o el sentido de la responsabilidad. ¡Ese es, por lo menos, el tipo de trabajo que se nos prometió a los nuevos padres en las reuniones primeras a las que asistimos!

Saludos

HCJ · octubre 18, 2013 a las 1:14 am

Estimados amigos:
Habéis hecho un buen resumen de información que nos permite tener cierta visibilidad sobre lo que ocurre en el comedor. No obstante, vuestro relato me deja un tanto intranquilo…
Por mis hijos, que están en 4º PRI, tengo de vez en cuando noticias acerca de lo mal que saben tal o cual plato…, también me transmiten alguna queja sobre el comportamiento de los monitores…, y de las “movidas” que protagonizan algunos de los propios niños, en algunos caso peligrosas.
Particularmente considero que con un monitor por mesa en primaria y secundaria debería ser suficiente. En cuanto a infantil, recuerdo que ya el curso pasado el colegio utilizaba a niños de primaria (voluntarios) para apoyar o ayudar a comer a los más pequeñines, con lo que me imagino que no andarían muy sobrados de monitores.
Por las noticias que yo tengo, los problemas de disciplina no solo se producen en secundaria sino también en primaria y no son de ahora sino que vienen de antes; y ya estamos en el cuarto año de colegio…
Sería interesante preguntar a la Dirección del Colegio y escuchar a las partes implicadas para poder sacar conclusiones que nos permitan saber por qué está ocurriendo esto.
Por otro lado, sería interesante saber:
1. Si la capacidad del servicio de cocina y comedor están acordes con el número de comensales, pues tengo noticias de que hay días en que los monitores instan a los niños a comer rápido porque hay otros niños esperando el turno.
2. Como está organizado el servicio de comedor, como se distribuye la comida y cuál es la dinámica dentro del comedor.
3. Qué medidas se adoptan con los niños que no atienden las indicaciones de los monitores o no respetan las normas del comedor.
4. Saber también cuál es el perfil de los monitores de comedor y las consignas que tienen para el servicio de comedor.
5. Que hace el equipo de profesionales de pedagogía y psicología del colegio para resolver estos problemas de relación y comportamiento.
Al menos sería necesario dirigirse a la dirección del colegio y solicitarle que nos dé su punto de vista de la situación. //Saludos y gracias por vuestro tiempo.

noafiliadoalampta · octubre 18, 2013 a las 4:53 pm

Hola:
Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores, pero no me gustaría que no nos quedásemos con la idea de que el problema principal del colegio este año es el del comedor. Esto es sólo un síntoma del ahorro de medios y de costes que se está llevando a cabo este año en el colegio.
Además del puno de vista de la directora sobre la situación del comedor, me gustaría que aprovechásemos la ocasión y le preguntemos qué piensa sobre el despido del anterior director el primer día de vacaciones, y sobre el nombramiento de ella misma como directora, sin haber pasado nada de ello por el consejo escolar, tal y como es preceptivo para colegios concertados. ¿O es que están esperando a cambiar a los miembros del consejo escolar para entonces decirnos que sí, que los acuerdos del consejo escolar se cumplen?
Un saludo

LJLOPEZ · octubre 23, 2013 a las 10:07 am

Lo que se de primera mano, especialmente durante los servicios a los cursos superiores de primaria, es un campo de batalla, comida volando, niños gritando, de pié sin seguir ningún orden, comida por el suelo, pero no podéis imaginar hasta que punto. En secundaria, los niños vienen un poco más calmados y en orden pero se encuentran con menos de media hora para comer, con platos escasos, monitores que llegan tarde, no sirven bien los platos y pasan de todo básicamente. Los chavales más mayores salen con hambre, casi sin llegar al postre y comiendo rápidamente, comida además de segunda o tercera, vamos justo lo contrario a lo que uno intenta enseñarles.
No sé cual es la solución, pero es responsabilidad del colegio, sea la contrata A o B, la responsabilidad es del colegio, y a ellos hay que pedírsela porque lo que ocurre entre esas cuatro paredes es impresionante. Como dice el Ampta necesitan que haya algún profesional que acompañe a los monitores que parecen muebles y que den pautas para que todo vuelva a un cauce de normalidad, teniendo en cuenta que son niños.
No se si la percepción de los chicos sobre los monitores es que están cabreados pero os aseguro que el espectáculo que se ve ahí es para echarse a llorar, chic@s gritando, saltando, suciedad, niños jugando a las cartas en la mesa, o al corro de la patata, etc etc etc, todo esto además de que la calidad de la comida es baja, donde no ponen una guarnición de verdura porque la van a tirar los niños???? y así suma y sigue. Sin duda si puediese sacaría a mis hijas del comedor.
Personalmente, si que creo que es un problema de primera magnitud, para mí es más importante la alimentación de mis hijas durante 10 años, o el nivel académico, que si han nombrado a la directora C o D, sobre todo cuando el curso pasado el comedor ya era una porquería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *