La Comisión de Servicios ha organizado una nueva visita al comedor del colegio.

En esta ocasión se supervisó cómo transcurre el turno en la etapa de Infantil y Primaria y se comió con la etapa de Primaria. Esta es la crónica de la visita.

El pasado lunes 11 de noviembre la Comisión de Servicios realizó una nueva visita sorpresa al comedor.

Menú:

  • Coditos con tomate (valoración buena)
  • Bacalao al horno (valoración buena)
  • Fruta (mandarina en infantil y primaria y manzana en secundaria)

 

Los asistentes a la comida (cinco personas) quedamos a las 12:40 para ver el funcionamiento del primer turno de comida, el de infantil.

En cuanto a la organización del comedor, los servicios de primaria y secundaria han mejorado respecto a la última visita que hicimos. Se ve a los niños más tranquilos y controlados.

En el horario de infantil y primero de primaria hay un ruido ensordecedor. El comedor está llenísimo y se nota que no está preparado para albergar tantos niños. La impresión que nos dio, aparte del ruido que hay, es que han aumentado el número de monitores en 3 años: por cada 2 mesas hay 3 monitores, aun así estamos chequeando la ley para ver cuántos monitores ha de haber por número de alumnos.

El funcionamiento ha mejorado pero estamos descontentos y preocupados con el servicio de comedor que se les da a los alumnos de tres años. A pesar de que ha aumentado la ratio monitores/mesa, el trato que se les da a niños tan pequeños no nos parece correcto.Están tan desbordados que no están pendientes de si los niños necesitan algo o no.

Algunos ejemplos:

  • Vimos a una niña que no comía porque no tenía tenedor pero se quedó quieta sin decírselo a nadie. Estuvimos observando un buen rato y finalmente tuvimos que avisar a la monitora de que la niña no comía porque no podía.
  • Otra niña estuvo llorando toda la comida y nadie se puso a consolarla ni a atender su llanto hasta que no se lo dijimos a la coordinadora. Nos informaron de que esa niña llora todos los días. Le indicamos que la indiferencia de la monitoria hacia esa actitud no nos parecía la forma más adecuada de tratar el problema. Teniendo en cuenta además que era la única niña de 3 años que estaba llorando.
  • Hay 2 mesas altas donde les toca comer a estos niños y no llegan a la mesa bien a causa de la altura. Nos dijeron que estaban pedidas y que las cambiarían.

 

Propusimos que, igual que el año pasado, alumnos de secundaria que quisiesen ayudaran a los más pequeños en el comedor. El año pasado se hacía y salió muy bien, tanto para los pequeños como para los mayores.

Del resto de infantil, más o menos bien. Los monitores empiezan a decirles que se sienten bien, que no tiren comida y que se comporten. Aunque les falta estimulación para que prueben la comida. Los monitores deberían ser mas ayudantes camareros, que es lo que son en estos momentos.Ya no hay tanta comida por el suelo.

Tras la salida de infantil, entraron los de primaria. Menos jaleo y mejor funcionamiento. Los alumnos no ayudan a los monitores, por lo que son más camareros que monitores, es decir, que se dedican a servir en vez de a vigilar y educar. Propusimos cambios en la organización para cambiar esta situación, como que no estuvieran los platos puestos en las mesas y que el monitor sirviera y que los alumnos ayudaran a pasar todos los platos.

En general mejor organizado, menos ruido y ninguna salida de tono.

Comimos en ese rato y vimos la salida de primaria y la entrada de secundaria.

En secundaria nos sorprendió gratamente el cambio. Fue un alivio comprobar que estaban todos hablando bajito y que ayudaban a los monitores con el servicio de la comida.

 

Un saludo.

Categorías: info

5 commentarios

Bego · noviembre 21, 2013 a las 12:22 pm

Gravísimo lo que leo. Me preocupa que en vuestra primera visita la situación fuera poco mas o menos como esta y que, a día de hoy, todo siga igual.
Creo que hay situaciones que no se pueden tolerar, especialmente si hablamos de niños pequeños. A mi me da igual que la contrata de comedor sea una u otra, o que los monitores vengan de un sitio o de otro, lo que me preocupa es que haya suficiente personal para atender a los niños porque me da la sensación de que hasta que no pase algo realmente grave no se va a hacer nada.
Esta bien que la titularidad, como empresa inversora, quiera ahorrarse unos eurillos recortando gastos (no voy a entrar en eso), pero no podemos permitir que eso sea a costa de la seguridad de nuestros hijos. Sobretodo teniendo en cuenta que nuestra cuota de comedor no se recorta. Y no quiero que se nos recorte, sino que se nos garantice que las cosas se hacen como se tienen que hacer.
En mi caso particular, mi hija es mala comedora. De hecho si no estamos encima, creo que no haría ninguna comida del día. Qué tranquilidad me da a mi saber que nadie está pendiente de ella, que nadie la insiste para que coma, que pasan de ella, y que llegada la hora de terminar se levante de la mesa sin que nadie la controle. Pues me temo que la mayoría de los días, mi hija se va a casa sin apenas probar bocado.
Ojo, con esto no quiero decir que tenga un monitor para ella, pero sí uno por mesa. Quiero saber si ya habéis chequeado la ley para saber cuántos monitores se exigen por ley, y que en caso de que eso no se respete, cuáles van a ser vuestras medidas a adoptar.
Creo que, viendo lo que estamos viendo, no podemos quedarnos en VER, OIR Y CALLAR.

    Ang · noviembre 21, 2013 a las 2:20 pm

    Hola Bego,

    pertenezco a la comisión de comedor y entiendo perfectamente tu enfado.

    Aclararte que en la primera visita que hicimos estuvimos en los servicios de primaria (a partir de 2º) y secundaria. No estuvimos en el de infantil y primer curso de primaria.

    Con respecto a aquella ocasión si que se ha mejorado el servicio en esos rangos de edad.

    En esta segunda visita era la primera vez que veiamos el servicio de infantil y primer curso de primaria, y es cuando nos hemos dado cuenta de las deficiencias.

    Decirte que sí que se cumple con el ratio de un monitor por mesa que estás demandando. En todos los casos. Pero no nos parece suficiente, ya que cada mesa tiene una media de 25 niños.

    En cuanto a la legislación, existe una Orden de la consejería de educación para colegios publicos (ORDEN 917/2002, de 14 de marzo, de la Consejería de Educación) y entiendo que a falta de una orden similar para colegios concertados debería cumplirse lo que se dice en esta orden, al estar sostenido con fondos publicos.

    Si ves la orden, el artículo 11 se indica que debe haber un monitor por cada «Quince alumnos o fracción superior a ocho en Educación Infantil de tres años.». Esto es lo que deberíamos exigir que se cumpliera como minimo. Es decir, un monitor por cada quince alumnos de tres años, lo que viene a ser mas de un monitor por mesa en el caso de los pequeñines.

    Saludos.

navarroblanca · noviembre 21, 2013 a las 2:15 pm

Buenos dias Bego

desde la comision de servicios hemos enviado al colegio la legislacion de la dotacion de personal

9.2.- DOTACIÓN DE PERSONAL

Las dotaciones de personal para atención, apoyo y vigilancia a los alumnos en el

comedor y recreos se atendrán a los siguientes módulos:

Una persona por cada:

a) Treinta alumnos o fracción superior a 15 alumnos en Educación Primaria y en

Educación Secundaria, en su caso.

b) Veinte alumnos o fracción superior a 10 alumnos en Educación Infantil de cuatro y

cinco años y en Educación Especial.

c) Quince alumnos o fracción superior a 8 en Educación Infantil de tres años.

En los Centros de Educación Especial se podrán adecuar estos módulos en atención a

los factores específicos que puedan concurrir en dichos centros.

Por lo que en tres años, que son 152 alumnos si dividimos entre 15, saldria que tendrian que haber 10 monitores, que no hay.

Gracias

gbc · noviembre 21, 2013 a las 3:19 pm

Hola
He intentado dejar este comentario en la web pero no puedo iniciar sesión
Me parece gravísimo lo que contáis sobre todo el tratamiento a los niños de 3 años y sorprendente además porque el trato siempre ha sido bueno.
Creo que NO se puede tolerar eso y no me queda claro que medidas desde el AMPTA se van a tomar pero entiendo que deberían ser inmediatas y si de verdad los niños están desatendidos habría que denunciarlo. De hecho me sorprende que primero se valore la comida y después el trato a los niños cuando la prioridad debería ser la contraria. Y eso que el funcionamiento ha mejorado… pues no quiero ni pensar como sería antes. Y lo del ruido ensordecedor ¿? Esto no es tolerable. Pero ante todo hay un tema que es la SEGURIDAD y esto no lo refleja vuestro artículo. Un niño de 3 años puede atragantarse y que pasa entonces, ¿no le van a hacer ni caso tampoco? El que la comida sea buena o no pasa a segundo plano totalmente. Cuando resolvamos lo primero nos encargamos de esto. Estaréis de acuerdo conmigo.
Desde luego como madre de una niña de 2 años (y otra de 6) me quedo profundamente preocupada y sbre todo me preocupa que no veo ninguna acción prevista.

Espero vuestra respuesta.
Saludos
Gema

Ang · noviembre 21, 2013 a las 4:07 pm

gbc,

como he explicado más arriba, pertenezco a la comisión de comedor y he ido a las dos visitas.

He de decirte que aunque creo que la situación debe mejorar y deben cumplirse los ratios, para nada creo que la Seguridad de los niños esté comprometida. No creo que la situación que describes se pueda dar. Los monitores sí están pendientes de ellos, pero no con la calidad que debiera. No pueden dar el trato cercano que un niño de tres años debiera tener.
Los monitores no dan abasto y los niños no comen cómodamente. No se les educa convenientemente en comer y no se les da un servicio de calidad. Pero para nada se está comprometiendo la seguridad.

Por favor, debemos estar preocupados por que se cumplan las ratios para que nuestros hijos tengan un mejor comedor, pero no alarmemos a los padres innecesariamente haciéndoles creer que sus hijos no están seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *